miércoles, 24 de mayo de 2017

Bizcocho energético de semillas y frutas para cargarnos bien las pilas

El dulce mundo de Nerea: Bizcocho energético de semillas y fruta


¡Hola! Yo por aquí después de unas semanitas. 

No sé si sois de esos afortunados que viven en una zona fresca, o si sois del hemisferio sur y estáis en invierno, pero aquí, en Sevilla, hace unos días que podemos decir que ha llegado el verano, ¡menudo calor!

A mí el calor no me sienta demasiado bien, me dan bajadas de tensión y vivo cansada. Por eso, y porque con esto de la lactancia me paso el día picando, se me ocurrió la idea de hacer un bizcocho energético que me solucione los dos problemas de manera saludable. 

Y así nació esta receta.  


  

El dulce mundo de Nerea: Bizcocho energético de semillas y fruta



Llevo tiempo queriendo subir esta receta, pero no encuentro la ocasión, ¡mayo está siendo un mes de locos! Menos mal que junio pinta más calmado (lo voy a decir bajito, por si acaso...).

Pero no quería dejar de compartir este bizcocho energético con vosotros porque es una pasada, puro subidón de energía saludable que, para colmo, sabe a amor del bueno. 

Sólo hay que mirar los ingredientes: semillas de lino y de amapola, dátiles, ciruelas pasas, chía, nueces y orejones, aceite de oliva virgen extra y azúcar moreno, ¡nada más y nada menos! 

Como digo, una bomba energética. 

Y además, mola la idea de poder coger uno o dos trozos más, o de comerte medio bizcocho, porque con esos ingredientes no hay remordimientos.  

Se ha convertido en una de mis recetas preferidas de todos los tiempos, y en cuanto la probéis doy por hecho que me vais a dar la razón, así de segura estoy de que os va a gustar. Vamos, que ahora es mi desayuno ideal.

Mirad qué blandito es:




video



       Ingredientes
  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar moreno
  • 30 g de azúcar blanca
  • 80 g de leche entera
  • 80 g de aceite de oliva virgen extra
  • 125 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 1 cucharadita de chía
  • 1 cucharadita de semillas de lino
  • 2-3 dátiles
  • 2-3 ciruelas pasas
  • 3-5 orejones
  • Un puñado de nueces 
  • 1 cucharadita de semillas de amapola 
  • 1 cucharadita de azúcar blanca




El dulce mundo de Nerea: Bizcocho energético de semillas y fruta





Con Thermomix o batidora, mezclamos el huevo con los dos tipos de azúcar, echamos la leche y el aceite, los integramos, y finalmente la harina tamizada y la levadura. 

Cortamos en trocitos los dátiles, las ciruelas pasas, los orejones y las nueces, y los añadimos a la masa junto con las semillas de lino y la chía, movemos con una espátula para repartirlo bien.

Echamos la mezcla en un molde previamente engrasado, y espolvoreamos por la superficie las semillas de amapola y la cucharadita de azúcar para que le salga una costra crujiente.

Horneamos a 180ºC unos 30 minutos, hasta que al pincharlo veamos que sale limpio. Dejamos que se enfríe un poco antes de desmoldarlo, y que se acabe de enfriar sobre una rejilla. Aguanta varios días sin perder frescura, pero no sabría deciros cuántos porque no tenemos tanta paciencia. 





El dulce mundo de Nerea: Bizcocho energético de semillas y fruta




Como veis, no tengo foto del bizcocho entero porque no me dio tiempo, lo saqué para una merienda y voló, al menos pude salvar un trocito para fotografiarlo.

¿Lo probáis y me decís qué tal?

¡Un fuerte abrazo!





viernes, 28 de abril de 2017

Judías verdes con champiñones (con toque picante)

El dulce mundo de Nerea - Judías verdes con champiñones (con toque picante)




¡Hola! 

Yo por aquí, que ya me iba tocando. 

No es que me olvide del blog, es que cada día nuestro pequeño cachorrito se mueve más y más y necesita más atención, y así no hay manera de conseguir fotografiar nada. Ni escribir las recetas. ¡Casi ni de comerlas calientes!

Pero bueno, aparte de cosas tan superficiales como tener tiempo, todo nos va genial. Nos encanta ser papás. Y os aseguro que el muchachito es una auténtica monada, aunque no podáis verlo, porque hemos decidido no subir fotos suyas a internet. Y decir que está enorme se queda corto, que con cinco meses y medio pesa nueve kilos, ¡nueve kilos! 

Dentro de nada, el pequeñajo tendrá ya seis meses y comenzaremos con la alimentación complementaria. Ya llevamos tiempo dándole vueltas al tema, sobre todo informándonos del BLW mixto, que creo que es el sistema que mejor se adapta a nosotros y a nuestra manera de entender la crianza. ¿Alguien por aquí que haya optado por la misma opción?

Y aparte, nosotros intentamos comer lo más natural posible, que hay que estar sanos y fuertes para las nuevas generacions, que vienen bien cargadas de energía. 

Por eso la receta de hoy, verdura fresca, huevos ecológicos, semillas de amapola... sin perder el sabor, por supuesto, y en este caso, con un toque picantito que por aquí nos encanta pero que no es obligatorio para la receta, es totalmente omitible si no os apetece y está igual de rica sin él. 

Vamos al lío.


martes, 7 de febrero de 2017

Para este San Valentín, ¡crumble de pera y arándanos!

El dulce mundo de Nerea - Crumble de pera y arándanos
¡Celebremos San Valentín con fruta!




Ni yo me lo creo, pero este San Valentín, por una vez, ¡no me pilla el toro!

Llevo unos días con la receta que quiero publicar en la cabeza y dónde lo quiero presentar, he hecho varias pruebas para clavar las proporciones, y aquí está.

Yo era la primera que no daba un duro (¡un duro! ahora me siento vieja) por tener una receta publicada antes de San Valentín. No es que no me fíe de mí misma, es que el mismo blog me da la razón. Si no, mirad:

lunes, 16 de enero de 2017

Mermelada de melocotones y ciruelas

El dulce mundo de Nerea - Mermelada de melocotones y ciruelas




¡Feliz año nuevo!

Os felicito con el retraso que me caracteriza ya, ¡16 días tarde! Y con un bebé dormido en el regazo, para complicar el tecleo. Pero es puro amor y es normal que mi tiempo para el blog se vea (aún más) reducido, ¿no os parece?

Hoy traigo una receta superfácil, que después de tanta comida complicada durante las fiestas se agradece volver a la sencillez, y que sólo tiene por ingredientes azúcar y fruta (el sabor que elijáis y un poquito de limón).

Y es que está claro que, teniendo Thermomix, si compras mermelada es porque quieres. Se tarda el tiempo de preparar la fruta y 30 minutos en los que la máquina trabaja sola.

Si no la tienes sí es algo más incómodo, porque hay que ir removiendo durante ese tiempo, pero aún así sigue siendo muy sencilla de hacer.

Vamos, ¡que invito a todo el mundo a que se haga su propia mermelada!

Eliges la fruta que más te apetezca, incluso haciendo combinaciones locas que te gusten o la que está ya madura y ves que se va a pasar pronto. Por ejemplo, de granada, una receta que subí hace ya algunos años. Controlas la calidad del producto y, encima, no lleva nada de conservantes y ese tipo de sustancias. ¡Ah! Y sale más barata que la comprada.

En este caso, me he decantado por melocotones y ciruelas de las anaranjadas, porque como no las he pelado quería que el color de la piel no afeara la mermelada, por las fotos.

Aquí van un melocotón y dos ciruelas, y el truco está en echar el mismo peso de fruta que de azúcar, o un poco menos de azúcar si la fruta es muy dulce. Además, es fundamental el toque ácido del limón, que no da sabor pero equilibra.




El dulce mundo de Nerea - Mermelada de melocotones y ciruelas
La materia prima



Ingredientes de la mermelada de melocotones y ciruelas (unos 300 g)

  • 140-150 g de melocotón pelado y sin hueso
  • 100-110 g de ciruelas lavadas y sin hueso
  • 230 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de zumo de limón
Echamos todos los ingredientes en el Thermomix y trituramos 2-3 segundos a velocidad 5. Así queda como en la foto, con grumitos diminutos, pero si no los queréis sólo hay que triturar un poco más. 

Programamos 30 minutos, 100ºC, velocidad 2. Acabado el tiempo, ¡ya está lista nuestra mermelada!

La pasamos a un bote con cierre hermético, mucho cuidado porque quema horrores, la dejamos enfriar y la conservamos en el frigorífico.

Sin Thermomix, el proceso es similar: se tritura la fruta hasta dejarla con la textura que se prefiera, se echan los ingredientes en un cazo y se lleva a ebullición, controlando con un termómetro que esté siempre a unos 100ºC. Se mantiene a esa temperatura media hora sin dejar de moverla con una cuchara de madera, y ya está preparada.

Con las cantidades de esta receta, sale el bote de las fotos y un tercio más, aproximadamente. Podéis aumentar o disminuir las cantidades de la receta sin problemas, los tiempos de triturado y cocción son los mismos.  



El dulce mundo de Nerea - Mermelada de melocotones y ciruelas
El resultado final



¿Os ha gustado la mermelada de melocotones y ciruelas? ¿Soléis hacer mermelada? ¿De qué sabores?

¡Un fuerte abrazo!






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...