martes, 7 de febrero de 2017

Para este San Valentín, ¡crumble de pera y arándanos!

El dulce mundo de Nerea - Crumble de pera y arándanos
¡Celebremos San Valentín con fruta!




Ni yo me lo creo, pero este San Valentín, por una vez, ¡no me pilla el toro!

Llevo unos días con la receta que quiero publicar en la cabeza y dónde lo quiero presentar, he hecho varias pruebas para clavar las proporciones, y aquí está.

Yo era la primera que no daba un duro (¡un duro! ahora me siento vieja) por tener una receta publicada antes de San Valentín. No es que no me fíe de mí misma, es que el mismo blog me da la razón. Si no, mirad:



¡Y así puedo seguir indefinidamente!





El dulce mundo de Nerea - Crumble de pera y arándanos
Un arándano se está asomando...







Si es que no tengo remedio... vale que tengo como buenas excusas haber hecho una tesis doctoral, tener un bebé y tener que trabajar aparte del blog (¡ay, ojalá viviera de él!). 

Pero vamos, que ahora quizás se comprenda mejor la ilusión que me hace tener esta receta de San Valentín a tiempo.

Encima traigo un crumble de pera y arándanos, que me encanta. La combinación está muy bien, porque el dulzor de la pera contrasta con la acidez del arándano, y todo con la costra crujiente de encima. 

La idea del crumble me viene de lejos, pero desde que me comí uno en el brunch de Kök (con un helado de canela increíble) no me lo quito de la cabeza. Desde entonces, el crumble se ha convertido en uno de los postres de este invierno en casa, y es que es una forma genial de comer fruta y un dulce y encima calentito, para combatir el frío. 

Eso sí, digamos que no es el postre más fotogénico del mundo, y más si lleva azúcar moreno. 




El dulce mundo de Nerea - Crumble de pera y arándanos
Amor total por esta receta





      Ingredientes para el crumble de pera y arándanos

  • 80g de harina (y una cucharadita más)
  • 40g de azúcar moreno (y una cucharadita más)
  • 20g de azúcar blanca
  • 50g de mantequilla fría cortada en dados pequeños (y un poquito más)
  • 3 peras maduras pero no demasiado blandas
  • Un puñadito de arándanos
  • 1 cucharadita de canela


En un bol mezclamos la harina y los dos tipos de azúcar, vamos incorporando los dados de mantequilla y los estrujamos con un tenedor para que se mezcle bien con los otros ingredientes. Al final, acabamos con las manos hasta que quede como migas. Reservamos.

Pelamos las peras y las echamos en otro bol con los arándanos. Añadimos una cucharadita de harina, una de azúcar moreno y una de canela, y lo mezclamos con una cuchara sopera. Reservamos.

Engrasamos con un poco de mantequilla el recipiente donde lo vayamos a hornear, echamos la fruta y encima una generosa capa de las migas (con estas cantidades, os va a sobrar un poco). 

Horneamos a 180ºC. Si lo hacéis en moldes individuales con unos 12-15 minutos vale, si es un único molde entonces unos 30-40 minutos. 

De todos modos, estad pendientes hasta cogerle los tiempos, porque depende mucho de cómo queráis que quede la fruta. Por ejemplo, los de las fotos los tuve 13 minutos y como veis casi todos los arándanos siguen enteros, pero en otro mayor que estuvo en el horno media hora ya habían estallado. 

Tampoco os preocupéis demasiado por si la fruta no queda como queréis a la primera porque está buenísimo con el tiempo que le pongáis.   

Otra cosa: depende del tipo de pera que uséis os quedará un poco de caldito o no. Las de la foto son peras de agua y por eso se aprecia la humedad. Si lo queréis más seco, mejor usad peras XXXX.




El dulce mundo de Nerea - Crumble de pera y arándanos
Mi forma de demostrar amor con comida



Tradicionalmente, el crumble se acompaña de helado (vainilla, alguna especia...), para aumentar aún más el contraste. Pero con o sin helado, seguro que os va a encantar.

¿Cómo vais a celebrar San Valentín?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por escribirme un comentario ¡me hace muchísima ilusión!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...